Esta familia es bastante extensa y los ejemplares son de pequeña talla. Tienen un marcado dimorfismo sexual, siendo los machos generalmente de colores llamativos y las hembras de coloración más apagada. Los tres pares de patas son aptas para el desplazamiento, pero el macho tiene el tarso del primer par  sin artejos y acabados en una sola uña, mientras que la hembra tiene 5 artejos y suele terminar en un par de uñas. Muchas especies tienen la costumbre de juntarse en bebederos en días calurosos, a veces en gran número, para absorber las sales minerales disueltas en la humedad del suelo. Suelen ser atendidas por hormigas (mirmecofília), gracias a que poseen unos órganos denominados glándulas de Newcomer, en los últimos segmentos abdominales, que segregan líquidos azucarados. Ocasionalmente pueden practicar el canibalismo. Existen alrededor de 4.500 taxones a nivel mundial, aproximadamente 120 en Europa, 73 en la España peninsular y 44 en la Comunidad de Madrid. Esta familia se compone de 4 subfamilias en la región madrileña: Theclinae, Lycaeninae, Polyommatinae y Riodininae.

 

Lycaenidae

Leach, 1815